Follandose a Andrea, la asistenta

Nuevamente Fakings nos vuelve a demostrar que todas tienen un precio, en este caso su víctima es una asistenta del hogar que se ofrecía a trabajar por horas. Al principio ella se muestra muy tímida, pero poco a poco el chico se la va trabajando y con la ayuda de unos cuantos billetes, finalmente logra convencerla para follar en el sofá.